28 d’octubre de 2011

Ximo (Casino): ‘Queremos que la gente pruebe la cocina de toda vida, pero dándole nuestro toque más personal’

Acompañamos también a Ximo, propietario del restaurante Casino y participante en las Jornadas Gastronómicas. Ximo es, además, el presidente de la Asociación Gastronómica de Vila-real, una de las organizadoras del evento.

-¿Qué implica para Vila-real la organización de un evento como las Jornadas Gastronómicas?
X.: Implica algo muy importante: que la gente conozca nuevos platos, los pruebe y pueda animarse a cocinarlos. Con la crisis menos, pero hoy en día, la gente joven sobre todo, no pierde demasiado tiempo en la cocina. Con tanta comida rápida, congelados y con tanto trabajo y muy poco tiempo, la gente va a lo sencillo y, lo más probable es que no llegue a probar nunca todos aquellos platos que nos cocinaban nuestras madres cuando éramos pequeños.

-¿Qué conserva actualmente Vila-real de su gastronomía local?
X.: Hoy ya, casi nada. Antiguamente éramos potenciales productores de judías verdes. Teníamos hasta dos mercados de venta de judías. Luego, más tarde, se empezó a pensar más en la producción y venta del azulejo y el campo quedó en un segundo plano. Hoy aún hay quién produce judías, pero ya para el consumo propio.

-¿Cree que, en general, la gastronomía tradicional ha perdido su esencia?
X.: Sí, pero por la evolución. Recuerdo cuando íbamos por la calle y sabíamos de qué producto era tiempo. Si era tiempo de cultivar alcachofas, todas las calles olían a alcachofa. Si era tiempo de colifror, lo mismo, de todas las casas salía olor a coliflor. Hoy, eso no ocurre, porque con los invernaderos y con los congelados, en los supermercados hay de todo todo el año.

-Tratando, como dice, de resaltar la cocina tradicional, ¿qué toque personal le va a dar a la olleta de la Plana?
X.: En general, mi menú va a estar basado todo él en la comida tradicional de Vila-real. El esgarrat, la cazuela de sardina, los caracoles con judías verdes… En cuanto a la olla, quiero que sea también como la olla de toda la vida, pero mi apuesta añadida es que también tenga carne, porque así tendrá más sabor. La carne, eso sí, la cocinaré aparte.

-¿Qué perfil de público es el que asiste a las Jornadas? ¿Se animó mucha gente el año pasado?
X.: Si te refieres más a la edad, yo creo que de todas. Tiene más que ver con que la gente pueda o no, si les va bien comer fuera de casa o no. En cuanto a cuánta gente vino, no te sé decir, pero hubo gente que incluso llegó a venir dos y tres veces a degustar nuestro menú. La gente viene, prueba y si les gusta lo que come, seguro que repite, y además, se trae a más gente, a familiares y amigos. En estos casos, el boca a boca es de lo más efectivo.

-Anime a la gente a asistir a las Jornadas en esta segunda edición.
X.: Decirles que, ante todo, lo que nosotros queremos es ofrecer con nuestros menús la cocina más tradicional, pero dándole, cada uno de los restaurantes, nuestro toque más personal. Queremos que la gente tenga la sensación de estar comiendo la comida que sus madres o abuelas les preparaban cuando eran jóvenes. Queremos que la gente se sienta como en casa.

-Por último, sabemos que la Asociación prepara para esta noche una cata de olla… ¿En qué consiste?
X.: No es sólo cata de olla. La olla únicamente la preparará un restaurador. El resto, cada uno, han escogido una opción de sus menús para hacer una primera prueba. Luego, cada uno de nosotros les dará su opinión, con la intención de que puedan mejorar a la hora de elaborar los menús durante las Jornadas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada