RECEPTA: ARRÒS CALDÓS


ARRÒS CALDÓS (Valencià)

L’arròs caldós es pot fer de peix, de fesols i naps, de fesols i bledes, i de pollastre i conill, que es el més freqüent.(Per a sis persones) 250 grams de carn de pollastre (ala i cuixa), 100 grams de bajoques o garrofons, 100 grams de tomaca madura, un trosset de pebrera roja, verdura segons la temporada (una carxofa o 100 grams de pésols, o 100 grams de garrofons), 150 grams d’oli, 200 grams d’arròs, safrà, sal i uns grans d’all.

Es posa l’oli dins d’una olal prou fonda i, quan estiga calent, se sofregeix la carn a trossos. Si no volem tot pollastre es poden mesclar alguns trossets de conill. Quan la carn estiga ja de color daurat, se li afegeix la verdura, segons la temporada, i seguidament la pebrera i els alls, i se sofregeix tot procurant que no es creme. Després, ja es pot tirar l’aigua, i es deixa bullir uns vint minuts, i es procura afegir-ne perquè quede sempre un litre de caldo. Per això és millor posar aproximadament un litre i mig perquè quede la quantitat justa. Es tasta de sal i s’afegeix l’arròs i el safrà. Finalment, es deixa bullir durant un altre quart d’hora, fins que quede caldós al seu punt.


ARROZ CALDOSO (Castellano)

El arroz caldoso se puede hacer de pescado, de alubias y nabos, de alubias y acelgas, y de pollo y conejo, que es el más frecuente. (Para seis personas) 250 gramos de carne de pollo (ala y muslo), 100 gramos de costilla de cerdo, 100 gramos de judías verdes o garrofones, 100 gramos de tomate maduro, un trozo de pimiento rojo, verdura según la temporada (una alcachofa ó 100 gramos de guisantes ó 100 gramos de garrofones), 150 gramos de aceite, 200 gramos de arroz, azafrán, sal y unos dientes de ajo.

Se pone el aceite dentro de una olla honda y, cuando esté caliente, se sofríe la cerne en trozos. Si no queremos todo pollo podemos mezclar algunos tozos de conejo. Cando la cerne esté ya de color dorado, se le añade la verdura, según la temporada, y seguidamente el pimiento y los ajos, y se sofríe todo procurando que no se queme. Después, ya se puede tirar el agua y se deja hervir unos veinte minutos y procuramos añadir un poco para que quede siempre un litro de caldo. Por eso es mejor poner aproximadamente un litro y medio para que quede la cantidad justa. Se prueba de sal y se añade el arroz y el azafrán. Finalmente, se deja hervir durante otro cuarto de hora, hasta que quede caldoso en su punto.