Cincuenta personas, entre vecinos y restauradores, asistieron a la cata de vino de las II Jornadas Gastronómicas Mengem a Vila-real

Algunos de los asistentes a la cata
 Alrededor de cincuenta personas asistieron ayer a la cata de vino organizada dentro de las II Jornadas Gastronómicas Mengem a Vila-real y que tuvo lugar en el restaurante Cal Dimoni. Los allí presentes tuvieron el privilegio de probar cuatro de los vinos de las bodegas de les Useres Barón d’Alba-Clos d’Esgarracordes, entre los que también se encontraba su vino de referencia, el tinto crianza. El encargado de llevar a cabo la cata fue Sergio Garrido, propietario de las bodegas, quién, además, hizo un recorrido explicativo por todo el proceso de elaboración de sus vinos, unos de los más reconocidos de la provincia de Castellón.

Sergio Garrido, propietario de
las bodegas Barón d'Alba
 Además de una veintena de vecinos de Vila-real que pudieron inscribirse, ya que las plazas eran limitadas, también estuvieron presentes en la degustación vinícola algunos de los restauradores participantes en las Jornadas, así como algunos miembros del equipo de gobierno del consistorio vila-realense, como el concejal de Turismo Emili Obiol, y el concejal de Comercio y Fomento Económico, Pasqual Batalla. Precisamente, fue Batalla el encargado de abrir y cerrar la cata, momento que aprovechó para invitar a todos los presentes a que participen en las demás actividades acogidas dentro de las Jornadas Gastronómicas, como la cata de aceite del próximo día 24.