Manuel (El Taronger): “Tenemos bastantes menús de olla. Algunos, incluso la piden por la noche”

Entrevistamos a Manuel, propietario del restaurante El Taronger. A pocos días de haber comenzado las Jornadas Gastronómicas admite haber servido olla de la Plana a sus clientes “hasta por la noche”. Por primera vez, ya que ha abierto recientemente su local en Vila-real, es uno de los participantes de las Jornadas.

-Como participante en las Jornadas en este, su primer año, ¿qué cree que pueden aportar a Vila-real?
Manuel: Para nosotros, los restauradores, sobre todo, nos aporta la posibilidad de innovar, de crear nuevos platos.

-¿Y qué le parece la olla de la Plana como plato “fetiche” en esta segunda edición?
Manuel: Si te soy sincero, no estoy muy de acuerdo, pero porque no sigo una cocina tan tradicional. Además, considero que la olla, en la restauración, no ha gozado nunca de muy buen fama, era un plato que solía ser consumido más por las clases bajas. Además, para nosotros también tiene el hándicap de que cuesta mucho elaborarlo, requiere mucho tiempo. Sin embargo, he de reconocer que, en los días que llevamos de Jornadas, está funcionando bien. Tenemos bastantes menús al día de olla. Incluso viene gente que la pide hasta por la noche.

-Y ya que nos referimos a la olla, ¿cuál es su truco para elaborarla?
Manuel: Yo la hago con carne, calabaza, judía blanca, garrofón y butifarra, y la cocino en cazuela de barro. Por otra parte, comentar que, además de la olla de la Plana, en mi menú ofrezco la posibilidad de escoger otra olla, pero ésta con pescado y marisco, para todo aquellos a los que les guste más el pescado que la carne.

-¿Y cree que el marisco forma parte de la gastronomía local de Vila-real, aunque no tenga mar?
Manuel: Sí, claro, Vila-real no tiene mar pero lo tiene muy cerca. Existe siempre el pique, precisamente por esto entre los de Burriana y Vila-real y lo digo por mi mujer, que es burrianera. He de decir que lo que también tiene Vila-real es muy buena tierra.

-Invite pues a la gente a visitarles en estos días de Jornadas.
Manuel: Decirles que vengan que en El Taronger encontrarán seguro, tres cosas: amor, cariño y simpatía.