Paco Navarro (Bar restaurante Navarro): “La gente viene y te aconseja: ‘Pues mi madre hacía la olla…’. Es algo muy bueno porque creo que recupera nuestras raíces, nuestra tradición”.

Entrevistamos a Paco, propietario de uno de los participantes de esta edición de las Jornadas Gastronómicas, el Bar restaurante Navarro. A unos días de finalizar, asegura estar muy contento con esta segunda edición del evento. “Ha venido hasta gente extranjera a probar la olleta”, asegura.

-En primer lugar, preguntarle, a unos días de que finalicen las Jornadas, ¿cómo le está yendo?
Paco Navarro: Estoy muy contento porque ha venido bastante gente en busca de la olleta. La gente tiene curiosidad por probarla. Sobre todo, gente más joven que nosotros que no la ha vivido en sus casas. Pero también ha venido gente más mayor, gente que al probarla les recuerda a la comida de sus madres. Además, lo curioso es que te aconsejan y te dicen: ‘Pues mi madre le echaba…’. Es algo muy bueno porque creo que recupera nuestras raíces, nuestra tradición.

-Entonces dice que está contento porque le ha venido gente… ¿Eran la mayoría de Vila-real o también ha recibido a gente de fuera?
Paco Navarro: Pues la verdad es que yo siempre suelo preguntar, de dónde vienen, cómo se han enterado de las Jornadas… Gente de aquí ha venido, pero también mucha gente de fuera, de Onda, de la Vall, de otros pueblos de por ahí arriba, de la montaña…Pero el caso más curioso que me he encontrado era el de unos belgas que han venido recientemente. Estaban aquí por trabajo, hospedados en un hotel y dicen que lo habían visto publicitado y les entró curiosidad por probar la olla.

-Y ya que hablamos de la olla, ¿cómo la cocinan ustedes?
Paco Navarro: Nosotros hacemos la típica olla sola con verduras, la que llaman ‘de ayuno’. Le ponemos muchos ingredientes porque la olla es un plato al que se le puede echar casi lo que se quiera y de un día para otro y aún sigue estando buena. Nosotros, concretamente le ponemos nabo, zanahoria, tomate, cebolla, judía blanca, acelgas y un hueso de jamón, luego ya le añadimos un sofrito de tomate, ajo y pimientos.

-¿Formaba parte ya la olla de la gastronomía de su restaurante? ¿Son ustedes, como suele decirse, ‘de cuchara’?
Paco Navarro: Sí, nosotros somos muy de olla, como dices, muy ‘de cuchara’. En nuestro menú del día siempre hay, de primero, un plato caliente y luego ya, otras cosas, pero el plato caliente no falta. Además, para nosotros lo de la olla no es nuevo, la hemos incluido muchas veces en nuestro menú. Pero no es el único plato de estas características que hacemos. También ofrecemos migas, potaje de habichuelas, judías con perdiz, gazpacho manchego e incluso cocido madrileño. Éste lo servimos como plato único porque son tres platos: el caldo por un lado, las verduras por otro y la carne por otro. Y por último como no, los arroces, los domingos siempre hay paella.